PIE DIABETICO
La pérdida de la sensibilidad en la diabetes impiden que el paciente perciba una piedra en su zapato, un roce por desgaste etc, originando una ampolla, una ulceración y finalmente una infección crónica que ocasione la perdida de los pies o incluso de la extremidad. Para evitar estas complicaciones es necesario seguir los siguientes cuidados.
REVISE SUS PIES DIARIAMENTE. LAVAR LOS PIES EN AGUA TIBIA (¡NUNCA CALIENTE!). Mantener los pies limpios y SECAR LOS PIES CON CUIDADO, hacerlo con papel absorbente suave, sin frotar, no use toalla de género para no mantener humedad e infección por hongos. Debe secarse especialmente entre los dedos.

HUMECTAR LOS PIES EVITANDO LA ZONA ENTRE LOS DEDOS.

CORTE DE UÑAS: siempre por podólogo especialista en Pie Diabético.

USE CALCETINES Y MEDIAS LIMPIAS Y SECAS. Cámbielas todos los días, ideal calcetines de algodón.

NO USE GUATEROS O APARATOS ELECTRICOS DIRECTO A LOS PIES, sólo úselos para calentar la cama.