LINFEDEMA
Para favorecer el drenaje y descongestión repose con la extremidad en alto sobre un taburete o cojines y realice los ejercicios aprendidos durante sus actividades diarias.
Consulte rápidamente si nota calor, dolor, enrojecimiento, ardor en la piel. Se le indicarán antibióticos para el proceso agudo y una penicilina benzatina mensual para evitar una recidiva.

Cada infección predispone a un nuevo episodio, que será cada vez más severo.

Es fundamental mantener un peso adecuado, y disminuir el consumo de sal.

Evite los traumatismos y cortes, protéjase de picaduras de insectos, no lave su ropa con detergentes irritantes y evite la ropa ajustada, especialmente las ligas o calzas.

Debe evitar los hongos que son puertas de entrada a las bacterias. Mantenga una buena higiene y evite la humedad secando extremidades, muy bien con papel absorbente entre los dedos y los pliegues. Evitar zapatillas y calzado que favorezca la transpiración.

Corte de uñas y tratamiento de callosidades deben ser realizados por podólogos calificados, especialistas en pie vascular.