El Angiólogo es un Internista que no sólo evalúa el problema vascular, sino al paciente como un todo considerando un exámen físico completo y detectando posibles patologías asociadas.

El Cirujano Vascular es el especialista que evalúa la necesidad de una introversión quirúrgica en la patología vascular.

El Equipo Médico está apoyado por una evaluación psicológica, nutricional y kinésica cuando sea necesario.