El DLM es un procedimiento terapéutico que tiene por objetivo el desplazamiento de la linfa hacia el sistema venoso y favorece la formación de nueva linfa a medida que el fluído intersticial entra en los capilares linfáticos. Se realiza con ambas manos en movimientos suaves y ondulantes en todo el cuerpo para abrir canales y dirigidamente en el lugar afectado. Existen diferentes escuelas: Leduc, Fôldi, etc. De acuerdo a cada paciente se hace una combinación de técnicas para obtener el máximo de rendimiento.

A diferencia del DLM estético que trabaja en linfáticos normales, el terapéutico es de alta complejidad por lo que requiere ser realizado con un profesional de la salud con experiencia y es uno de los pilares del tratamiento Fisicocombinado del Linfedema.