SINDROME POST- FLEBITICO

Es la secuela de una trombosis venosa profunda (TVP), al dañarse la válvula encargada de que el retorno venoso hacia el corazón sea con un flujo unidireccional. Cuando se reabsorbe el trombo, el daño producido en la válvula impide que ésta cierre adecuadamente originando un flujo bidireccional o Reflujo Venoso el cual según la magnitud del daño, efecto ley de gravedad y de acuerdo a las características del paciente como: actividad, estadía prolongada de pie, sobrepeso, uso adecuado o no de contención elástica, enfermedades agregadas, etc.

Se va a producir una hipertensión venosa sobrecargando las venas de la pantorrilla y tobillo, haciéndolas a su vez incompetentes lo que va a favorecer la aparición de edema, cambios en el color y grosor de la piel, aparición de dolor y picazón lo que va a favorecer la aparición de úlceras en el tobillo, comenzando un círculo vicioso muy difícil de manejar.

Se ha demostrado que mientras más rápido y eficiente sea el tratamiento de una TVP se pueda minimizar las secuelas. En esto juega un papel fundamental el uso de una contención elástica adecuada desde el primer día en que se detecta la trombosis.