VARICOFLEBITIS

A diferencia de la trombosis venosa profunda, la varicoflebitis es la formación de trombos en una vena varicosa, es decir una vena superficial, fácilmente visible a nivel de la piel, con la formación de un cordón rojo, caliente, duro, prominente (semejando un rosario) que sigue el trayecto de la vena y es muy doloroso al roce.

Pese a que le diagnóstico es fácil con un buen exámen físico, siempre debe hacerse un eco-doppler para determinar la extensión del trombo y descartar riesgo de que pueda llegar a una vena profunda lo que cambia pronóstico, evolución y tratamiento.

En general el tratamiento es simple con antiinflamatorios orales y locales más contención elástica junto a movilización precoz. El uso de antibióticos no está indicado a menos que se detecte un foco infeccioso agregado. El uso de anticoagulación dependerá de cada caso en particular.

En algunos casos se puede requerir la extirpación de los trombos bajo anestasia local y en forma ambulatoria.

El tratamiento quirúrgico definitivo de la vena varicosa afectada, se planteará en el momento más adecuado.