LINFEDEMA
El Linfedema es un tipo muy especial de edema (hinchazón) en las extremidades inferiores y con menor frecuencia en otras localizaciones debido al daño de los capilares linfáticos destinados a drenar los productos que no transporta la sangre como son las proteínas, sales, electrolitos, líquido extracelular, etc.
Esto se produce por múltiples causas, siendo lo más frecuente en nuestro medio las infecciones de la piel (ej:erisipela) insuficiencia venosa severa en las piernas y post-op. de cáncer mamario para el brazo. Puede ser congénito apareciendo en el nacimiento o en forma tardía post pubertad, embarazos, terapia hormonal, traumatismos o infecciones.

El tratamiento del linfedema debe ser realizado por un grupo transdisciplinario de profesionales especializados, es a largo plazo y DE POR VIDA, por lo que no se desanime por resultados lentos. Mejorar calidad de vida, evitar complicaciones y frenar su progresión ya constituye un éxito, mientras la medicina busca la solución definitiva.

El Pilar básico es el Drenaje Linfático Manual (DLM) (no confundir con el masaje de drenaje estético en personas con vasos linfáticos normales o para edemas simples). La frecuencia y duración de los masajes es diferente para cada paciente de acuerdo a las características clínicas, severidad y evolución del linfedema, las cuales se determinan al observar el resultado en las primeras 10 sesiones.

La Presoterapia puede ser complemento del DLM no reemplaza el masaje, ya que moviliza agua.