LIPEDEMA

Se confunde frecuentemente con Linfedema, pero aquí se trata de una anomalía constitucional en la distribución de tejido graso que se deposita en la cara externa de caderas, cara interna de las rodillas y muy especialmente en el tercio inferior de las piernas y tobillos. No afecta el empeine o dorso de los pies lo que es característico del linfedema.

El diagnóstico se hace fácilmente con un eco-doppler realizado por terapeuta entrenado.

Afecta casi exclusivamente a las mujeres, con mayor frecuencia si existe el antecedente en las "mujeres de la familia con tobillos gruesos".

Es simétrico actúa como "efecto esponja" al retener líquido durante los viajes, calor, tipo de comidas, ingesta de sal y soya, no desaparece en la mañana después del reposo, es muy sensible a la palpación y a veces se pueden detectar pequeños nódulos bajo la piel.

Su manejo es difícil, es casi independiente del peso aunque claramente con el sobrepeso, se agrava con el uso de hormonas, crisis de colon irritable y de estreñimiento, el ejercicio y los masajes descongestivos o reductivos pueden ayudar pero requieren muchas sesiones y no son definitivos. Al no ser un linfedema, el drenaje linfático no es el tratamiento solo una ayuda para favorecer la circulación normal.